20 de agosto de 2009

Día 6 - Oklahoma City - Amarillo

Seguimos en la línea de posponer las fotografías y videos hasta nuestro regreso a Barcelona. Así que por ahora, mantenemos este blog en forma de borrador de lo que serán sus entradas con sus imágenes correspondientes, una vez dispongamos de los requisitos mínimos para hacer un blog en condiciones.

El problema es que en muchos lugares la conexión es escasa o nula, sólo en los moteles tenemos ocasión de conectarnos bien, así que aprovechamos para hacer reservas en hoteles de destinos inmediatos, mirar horarios de lugares que deseamos visitar, precios de entradas, etc, etc. Total... que para cuando me dejan el ordenador para hacer la entrada son las dos de la madrugada y luego... me despiertan a las 6, ó las 7 de la mañana, así que... no sólo no se lleva el blog muy al día, sino que además-desgraciadamente- las imágenes deberán esperar.

Eso si... prepararos para lo que será un blog cojonudo con mapas se tramos de la ruta, direcciones de interés, etc, etc. Una auténtica referencia para cuantos deseen realizarla de un modo similar al nuestro.

Salimos de Oklahoma city en dirección a Amarillo, pero con dos paradas en ruta: Ford Reno y Clinton. De Oklahoma City a Ford Reno hay una distancia de 63 kilómetros, más 100 kilómetros hasta Clinton y 280 hasta nuestro destino final en Amarillo. Total, 443 kilómetros.

La visita a Ford Reno resultó un tanto extraña. Para empezar llegamos muy pronto, aún no estaba abierto, pero pudímos pasear tranquilamente por las instalaciones que se conservan y viendo los distintos barracones de los oficiales que habitaron en ellos durante diferentes décadas. Estábamos absolutamente solos y tomándonos fotografías mientras que una furgoneta Chevrolet se paseaba arriba y abajo y su conductor, un tipo corpulento nos saludó amablemente en un par de ocasiones, pero sin detenerse.

Sobre las 9:30 de la mañana y pensando que nuestra visita a Ford Reno ya había llegado a su fin, nos dirigimos hacia nuestro vehículo pasando por delante del “Visitor center”. La puerta, pese a mostrar el rótulo de “CLOSED” y un cartel advirtiendo que el horario de atención al público empezaba a las 10:00 H, se abrió para nosotros y salió a recibirnos muy atentamente un tipo vestido de Cow-Boy que nos invitó a pasar para mostrarnos bien la zona museo en la que además de numerosas fotografías de diferentes décadas, contiene algunos interesantes objetos entre los que destacan de un modo especial algunos dibujos de Frederic Remington, artista que disfrutó en vida de un más que merecido éxito y que vivió en Ford Reno durante una temporada.

Lo realmente interesante de esa visita con la que ya no contábamos en absoluto, fueron las explicaciones que recibimos de Bob Warren, (el tipo vestido de Cow-Boy) que resultó ser el director del “visitor center” y el encargado de buscar y gestionar las distintas financiaciones necesarias para la conservación y adecuado mantenimiento de Fort Reno. Evidentemente este no se trata de un trabajo que Bob realice sólo, para ello cuenta con la colaboración de Al Benson, el tipo que se paseaba con la Chevrolet y que instantes más tarde entró también en el “visitors center” con la fiambrera de su almuerzo, nos saludó... y resultó ser, para gran sorpresa nuestra, el último soldado vivo de los Búfalo Soldier que mantuvieron el puesto de Ford Reno y que está considerado un héroe con gran resonancia en los medios de comunicación.

Chema y el kioskero se hicieron una fotografía con él y con Bob; una foto de esas típicas que con tonos en sepia podrían formar parte de la historia del legendario Oeste americano; historia de que la que sin ningún lugar a dudas ya forma parte Al Benson, el último Búfalo Soldier vivo y que amablemente posó con nosotros y nos relató algunas anécdotas de su apasionante historia.

De camino a Amaarillo, nos detuvimos a comer una deliciosa pizza en el Adamo’s Rt. 66 Italian Villa, en el cual fuimos estupendamente atendidos y nos echamos unas buenas risas con sus propietaria

Seguidamente visitamos el museo de la Route 66; hay que decir que no se trata del único museo dedicado a la carretera de América, lo cierto es que hay varios ubicados en distintas de las pequeñas ciudades situadas cerca de la ruta, no obstante, todo parece indicar que el museo de la ruta que hay en Clinton, se trata de uno de los más representativos, y a nuestro modo de ver, mereció la pena la visita.

Los 280 kilómetros que separan Clinton de Amarillo los tomamos con cierta calma; llegamos para buscar alojamiento, pasear un poco por la ciudad y terminar con una cena en el “Big Steak Texas”. El local es famoso por su peculiar costumbre de invitar a cenar a todo aquel que sea capaz de zamparse 72 onzas de carne en una hora; de lo contrario, debes pagar 72 dólares. Lo malo no es la cantidad de carne que hay que engullir en ese escaso periodo de tiempo, lo verdaderamente heavy es la guarnición que acompaña a cada chuletón en distintos platos en los que puedes encontrar: ensalada, varios tipos de salsas, patatas fritas, pan, etc, etc.

A simple vista, parece ser que nadie vaya a ser capaz de semejante barbaridad, pero ya son varios los que se han atrevido con la pedazo chuleta y que además han dado debida cuenta de ella. Como prueba de lo dicho (y de lo que fuimos testigos) pronto subiremos un video que lo demuestra, y en el que además, se da la coincidencia de que la noche que nosotros cenamos en el “Big Teak”, un tipo batió el record del mes.

En lo referente a la comida y demás; hay que reconocer que a pesar de ser un local especializado en carne, la hemos comido de más buena en otros destinos de este mismo viaje. El precio algo elevado en proporción a otros lugares y quizá por ser viernes, el local estaba bastante abarrotado, así que ... lejos de tratarse de una cena “agradable”, fue más bien un alucine de ver como locales y turistas llenaban las mesas del local y se ponían las botas comiendo carne y patatas frita

Un ligero paseo para digerir las 18 onzas de los chuletones que comimos y a dormir. Vaya... que como para echarse uno de 72 onzas al cuerpo. Señor... Que locura!!!!!

10 comentarios:

Rocío dijo...

72 onzas son... 2 kilos??? Dios, qué locura!!!

Montse dijo...

quina llàstima no poder veure les fotos!1. Tindrem paciència.. el relat de les aventures ja ens va posant en situació.
Petons a tots (al Bacon també, clar)

grizzly adams dijo...

No digueu a ningú que porteu al Bacon ... a veure si el faran com acompanyant dels steaks de 72 unces ... jajaja.

Quina llàstima no veure les fotos. Jo que pensava que així ens lliurariem de veure-les en aquelles eternes sessions després del viatge ... ;P. Espero que no hi ha hagi fotos de miralls ...

Petonets a tots ...

Kenneth Figuerola dijo...

2 kilos de carn? buffff.... jo acabaria a l'hospital....

Kioskero, a veure si tens ' bollocks ' i en un altre lloc reventes el record !!

Kenn

Peque dijo...

Yo al revés... ni pagandome 72 o 720 dólares me comeria 72 onzas de carne... (MARTA)

abril en paris dijo...

¡ Ahora se entiende esos " hermosos "
cuerpos rebosantes que vemos en la tV.
en los supermercados yanquis y los locales adyacentes..
¡ Bueno suponemos que el territorio
lo requiere ! Tanta vaca tiene que tener un final asi..
Esperando vuestras fotos, un
beso para todos Harry !! XP

Ismael dijo...

cháaaaa!! ese garito en navarra no dura dos días abierto.. y no te digo nada en Bilbao..

Seguid con el feliz viaje.. os seguimos en la distancia..

Harry, tu que comiste? 1/72 parte de onza de chuleta??

Saludos!! ;)

Jose Maria dijo...

Hola HarrY.
Por fin llegan noticias tuyas. Entendemos esa dificultad para poder hacer un trabajo sobre la marcha con tanta precisión. Ya tiene mucho mérito hacer el buen redactado que haces. Espereremos a que puedas completar el trabajo con las fotos, videos y demas.
Ya hemos escuchado la entrevista que os hicieron los de Com Radio. Muy chula.
Hasta la próxima conexsión.
Ser felices.

Jose Maria dijo...

¡Pero Harry! ¿Qué pasa contigo tio?
Te estas pasando de relajación narrativa.
Suerte que alguien de la expedición me da noticias por lo bajini.
Ser felices

Peque dijo...

Harry where are you?

Puede ser que estes en Guantanamo? lo que si se es que estas de un vago subido ya que tu cronica diaria ya hace dias que no se actualiza, me parece a mi que tanta cerveza y bar coyotes te ha trastornado.
Ahhh ya se te has enganchado a los Outlets y no puedes parar, te entiendo perfectamente. En fin Harry sigue por los Outlets que se esta fresco pero cuando llegues al Hotel escribe aunque sean 2 lineas.
Por cierto dile a tu acompañante Chema que a ver si me dice en que Hotel esta para llamarlo.
Saludos
Peque